#Destruyendo: Todo sobre los nuevos Bypass de Castañeda (y la semana más movida de la gestión)

Estándar

Estos últimos diez días han sido un verdadero vendaval para la gestión Castañeda. Durante el fin de semana se enfrascaron en una dura lucha contra la cultura urbana, borrando, de madrugada y casi a escondidas, 15 murales que adornaban y daban color a paredes del Centro de Lima. Su única justificación: “los murales no van con el Centro Histórico… ¿Qué va a decir la UNESCO?”. Castañeda aseguraba que el organismo de la ONU no veía con buenos ojos que el Centro de Lima, patrimonio de la humanidad, estuviera llena de colores, arte y cultura, y, por lo tanto, era impostergable el borrado.

Sin embargo, la propia UNESCO desmintió esta teoría.

“no es parte de su misión pronunciarse sobre decisiones tomadas por los Estados sobre su patrimonio cultural material e inmaterial, salvo que éste se encuentre en una situación inminente de riesgo”

La noticia tuvo mucho rebote internacional. Sobre todo, cuando las decisiones de nuestro Alcalde fueron comparadas con el accionar de Isis.

(vía La República)

(vía La República)

El lunes, empezó con una noticia menor, pero igualmente indignante. La Plaza de Armas había amanecido sin flores. No hubo explicación. Cabe recordar que entre enero y febrero, el césped de la plaza ya había sido reemplazado dos veces. ¿Tanto mantenimiento necesitaba una plaza que por lo general está bien cuidada?

Más tarde, habiendo salido airoso de la cruzada cultural del fin de semana, la dupla Castañeda-Juárez se preparó para una nueva batalla. A las 6 pm vencía el plazo para la firma de contratos de adjudicación del corredor vial de la Carretera Central, como parte de la reforma del transporte promovida por la gestión de Susana Villarán.

villaran

Cumplido el plazo, ningún consorcio había firmado el contrato. Inka Bus y Transportistas Carretera Central habían enviado sendas cartas notariales a Protransporte exigiendo que se garantice el retiro de unidades de las actuales rutas del corredor complementario. Pero no recibieron respuesta. De esta manera, la gestión actual, que ya había petardeado los Corredores Tacna-Garcilaso-Arequipa y Javier Prado, terminaba con toda posibilidad de implementación de la reforma de Villarán.

Por si fuera poco, el Congreso citó al burgomaestre para que explique qué es lo que estaba pasando con los corredores viales y, sobre todo, cuál era el plan de la gestión actual en materia  de ordenamiento del transporte.

Al día siguiente, la Municipalidad anunció que volverían a colocar flores en la Plaza de Armas. PERO… la Plaza San Martín amaneció con renovada decoración: puras flores amarillas. ¿Sería el mismo destino el que correría la Plaza Mayor?

fuente: Diario 16

fuente: Diario 16

Mientras tanto, el incansable Alcalde ofreció una conferencia de prensa para anunciar un evento que era “una muestra más de su preocupación constante por la cultura”. La Municipalidad de Lima firmaba un convenio con Art Lima y El Comercio, convirtiéndose en principal auspiciador y promotor de la edición de este año de Art Lima. Castañeda intentaba así limpiar su imagen y venderse como una persona preocupada por el arte (el “verdadero”, no ese de las paredes). Sin embargo, parecía ignorar que Art Lima no era exactamente una feria popular, sino más bien una vía para promocionar y vender obras de arte (que no tiene nada de malo, pero poco o nada de gestión cultural municipal tenía).

La conferencia dejó, además, algunas frases para el recuerdo, como “estoy seguro que a Chabuca Granda no le hubiera gustado su mural”, “no hay que llorar sobre leche derramada” (sobre los corredores viales), o “en dos meses y medio no se pueden hacer obras” (¿cómo? ¿Y la revocatoria por la que gastamos millones de soles todos los limeños y limeñas?). Pero la más resaltante de todas: “estamos evaluando una suerte de Metropolitano para el Corredor Azul”. Atentos a eso, que volveremos sobre este tema más adelante.

Ese mismo día, el Congreso anunció una nueva citación para el burgomaestre, esta vez para que explique lo sucedido con los murales.

El miércoles, la gestión cultural de Castañeda, y su constante preocupación por el arte, dieron sus frutos. Primero, el regidor Hernán Núñez denunció que el convenio firmado por Castañeda con Art Lima no había sido aprobado por el Concejo, por lo que sería ilegal. Mientras tanto, el artista Alfredo Márquez anunciaba temprano su retiro de Art Lima por no estar de acuerdo con las decisiones tomadas por Castañeda en materia cultural. Casi al mismo tiempo, el crítico Luis Lama Mansur lanzaba también duras críticas a la gestión municipal y al propio Art Lima. Pero no fueron los únicos. A lo largo del día, más artistas, galerías y librerías fueron declinando de su participación como medida de protesta contra el Alcalde.

También el miércoles, el portal Útero.pe recogía una norma publicada en El Peruano, según la cual, la Municipalidad Metropolitana de Lima “deja sin efecto la declaración de interés de la Iniciativa Privada denominada ‘Desarrollo Complementario del Mercado Mayorista de Santa Anita’” (acuerdo de Concejo N° 052). El artículo en mención explica bien de qué se trata y los peligros de la misma. Pero, en resumen, significa que el proyecto para instalar un sistema de congelamiento en el mercado, con el fin de mantener los productos en óptimas condiciones, ya no se iba a realizar. De esta manera, una vez más, la gestión Castañeda-Juárez se traía abajo una obra de Villarán.

Y llegamos al jueves. Ante la presión de sus artistas, Art Lima anunció que daba marcha atrás en el convenio con la Municipalidad, aduciendo que

“la coyuntura había hecho que la firma de este auspicio haya tenido una interpretación política que es totalmente ajena a las intenciones que motivaron su firma”

y que no había sido “bien recibido por parte de nuestra comunidad artística, a la cual nos debemos”. Castañeda se quedaba así sin el gran ejemplo de su “preocupación constante por la cultura”.

artlima

Pero mientras todo este lío con los artistas sucedía, la (teniente) alcaldesa, Patricia Juárez, anunciaba la flamante (primera) nueva obra de su gestión: un total de tres bypass junto a una nueva alameda en la av. 28 de Julio. Esto, en realidad, lo anunció el miércoles, junto con una serie de “traducciones” y justificaciones sobre las acciones del Alcalde. Pero fue el día jueves cuando la obra, ante sorpresa de todos y todas –incluyendo a los regidores solidarios-, empezó su ejecución.

(vía Indira Huilca)

(vía Indira Huilca)

Llegamos así a la parte central de este post. ¿En qué consiste y cuáles son los problemas que tiene este proyecto?

El proyecto contempla la construcción de 2 túneles que unirán la avenida Garcilaso de la Vega con las avenidas Arenales y Arequipa (aún no descifro dónde está el 3er bypass), así como una alameda en la parte superior, a lo largo de la avenida 28 de Julio, la misma que conectará el Parque de la Exposición con el Campo de Marte. Hasta ahí todo bonito, ¿no? ¿NO?

Lo de la alameda no suena tan mal. En efecto, más áreas verdes es precisamente lo que le falta a esta ciudad. El problema es que no se pueden hacer obras de la nada, solo porque se nos ocurre o porque creemos que van a quedar bien.

Retrocedamos un poco, ¿se acuerdan lo que dijo Castañeda en la conferencia de Art Lima, apenas tres días antes de iniciar las obras del bypass? “Estamos evaluando una suerte de Metropolitano para la avenida Arequipa”. Esto quiere decir que, hasta al martes, no sabían qué hacer con el corredor Tacna-Garcilaso-Arequipa. Al día siguiente, como ya vimos, Patricia Juárez fungió de traductora y dijo que el Alcalde había sido malinterpretado, y soltó la bomba del bypass. Entonces, ¿en menos de 24 horas encontraron la solución mágica?

Cabe recordar que esta obra no estaba en su plan de gobierno (que sí incluía, en cambio, continuar corredores), y en múltiples ocasiones, al ser consultado sobre los corredores, el co-alcalde Castañeda se limitó a decir que ellos lo iban a solucionar, aunque nunca pudo precisar cómo. No había nada en el plan de gobierno, no sabían cómo y estaban evaluando otras posibilidades. ¿De dónde salió el bypass?

Pero ese no es el único problema. De lo anterior se desprende un tema mucho más preocupante. Si la obra no estaba planeada, y el mismo reconoció que en dos meses y medio no se pueden hacer obras porque se necesita tiempo para estudios, ¿con qué sustento técnico se planea llevar a cabo este proyecto? La obra, como denuncia el regidor Augusto Rey, no cuenta con estudios de impacto vial, no cuenta con la aprobación del MEF, y no ha cumplido con los procedimientos de licitación y adjudicación. Es más, al momento de iniciarse la obra, no se sabía cuál era el presupuesto asignado ni de dónde iba a salir el financiamiento. Recordemos que este tipo de proyectos deben adjudicarse por concurso público, cosa que evidentemente no se pude hacer en tres días.

Esto nos lleva directamente al día de hoy, viernes 20 de marzo. La última joyita de esta semana se supo temprano en la mañana. Durante la sesión del Concejo Municipal realizado el jueves por la tarde, a la cual una vez más no asistió el Alcalde elegido por el pueblo, sino la omnipresente Patricia Juárez, ante el cuestionamiento de algunos regidores (básicamente Rey y Núñez), se supo por fin de dónde iba a venir el dinero para la obra. La dupla Castañeda-Juárez había decidido, oh sorpresa, traerse abajo otro proyecto importante dejado por Villarán, Río Verde.

(vía @CesArenaza25)

(vía @CesArenaza25)

Este proyecto consistía en poner en valor la ribera del río Rímac, recuperando áreas verdes en un largo de 6 km, así como la reubicación de la comunidad shipibo-conibo de Cantagallo. Áreas verdes, obras de Villarán y comunidades indígenas, parecen ser una combinación demasiado peligrosa para la gestión actual (recordemos los murales que celebraban la diversidad), o, peor aún, demasiado insignificante. De esta manera, el dinero destinado a dicho proyecto sería el utilizado para la construcción de los bypass. Y la empresa OAS, que estaba encargada del proyecto original, pasó así, sin licitaciones ni concursos de por medio, a estar encargado del nuevo proyecto emblema de los Solidarios.

(Dato aparte, pero no menos importante: el presidente de OAS está preso por corrupción).

Ante esto, la Comunidad Shipiba de Cantagallo alzó su voz de protesta e indignación. “Una vez más nuestro futuro parece incierto para nuestra cultura y nuestras familias en la capital”.

cantagallo

Demás está decir que en la sesión del jueves era la primera vez que el Concejo tomaba conocimiento de este proyecto, que nunca fue consultado al Concejo Municipal, y mucho menos aprobado por este. Hasta los propios regidores solidarios estaban sorprendidos por las medidas adoptadas.

Pero ahí no terminan los problemas. El nivel de improvisación de esta obra, y de la gestión Castañeda-Juárez en general, se hace cada vez más evidente. Es obvio que este proyecto no tiene nada que ver con la propuesta de un Metropolitano que, aunque Juárez diga que lo malinterpretaron, sí fue anunciada por el Alcalde. Mucho menos tiene que ver con el Corredor Azul de Villarán. Pero lo más preocupante de todo, tampoco parece tener nada que ver con el proyecto de la Línea 3 del Metro de Lima, que el Gobierno Central, a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, debe adjudicar el próximo año. Esta nueva ruta del Metro conectará al menos seis distritos de la ciudad, en un trayecto que va desde la avenida Benavides, hasta la avenida Universitaria, pasando justamente por el tramo Arequipa-Garcilaso-Tacna.

(vía aate.gob.pe)

(vía aate.gob.pe)

El proyecto del bypass, claramente se superpone al de la Línea 3, y no son compatibles. Aún se espera un pronunciamiento oficial del MTC al respecto.

Existen también otros cuestionamientos que tienen que ver directamente con declaraciones previas de Castañeda y Juárez que, como era de esperarse, no tardaron en pasarles factura. El primero, se ha repetido durante toda la semana, y estamos seguros que se seguirá repitiendo a lo largo del año. Si la Municipalidad de Lima está quebrada, como señalaron los solidarios –y  sus nuevos socios, los ex opositores, Fernán Altuve y Jaime Salinas–, ¿de dónde salió la plata para el pintado de los murales, las flores de la Plaza San Martín, el auspicio a Art Lima y, sobre todo, para esta obra?

Patricia Juárez ya explicó, por así decirlo, de dónde va a salir el dinero, pero lo que no explicó es de dónde salió todo el dinero que se ha invertido en la publicidad de la obra, la cual, nuevamente, no ha sido aprobada ni discutida por el Concejo Municipal. El día jueves casi todos (si es que no son todos) los diarios de la ciudad contaban con un anuncio que presentaba a los bypass como la gran obra para solucionar el tránsito de Lima.

La otra declaración del Alcalde que le ha jugado una mala pasada en este caso tiene que ver con los murales. Si estos no van con el Centro Histórico, por ser patrimonio de la humanidad, ¿los bypass sí? Suponemos que el Alcalde ya pidió el visto bueno de UNESCO para poder llevar acabo esta obra. Está claro que, ni uno ni otro necesitaban autorización. Pero también está claro que más cemento y tráfico es justamente todo lo contrario a lo que la ciudad –y el Centro Histórico con mayor razón– necesitan.

Quien también ha hecho públicas sus preocupaciones es la ex regidora Indira Huilca, hija del desaparecido dirigente Pedro Huilca. Ella hace responsable a Luis Castañeda Lossio de cualquier daño que pueda sufrir el monumento en homenaje a su padre, que se encuentra en la avenida 28 de Julio.

indira

Finalmente, el portal Terra también llama la atención hacia un punto importante. El desarrollo de estas obras coincidiría con la realización de la feria Mistura, que este año, por obra y gracia de Luis Castañeda, volverá al Parque de la Exposición. Esto generaría un caos vehicular aún mayor que no tendría solución con la Arequipa y Arenales cerradas. Y es una muestra más de lo improvisado de esta obra. Si ya tenían pensado llevar a cabo este proyecto, ¿cómo se les ocurrió mover Mistura ahí? Está claro que hasta el 11 de marzo, apenas una semana antes, no lo habían pensado.

Cabe señalar que el año pasado, los organizadores de Mistura mostraron su preocupación (por decir lo menos) ante las obras que la gestión Villarán iba a llevar a cabo en la Costa Verde, pues afirmaron que perjudicarían el correcto desarrollo de la feria.

“Recién nos enteramos el domingo. Si lo hubiéramos sabido antes, buscábamos otro lugar. Apelo a la cordura. Me parece una actitud pobre y no muy patriótica. Gente de todo el mundo llegará a Mistura 2014 y esto nos perjudicaría” – Bernardo Roca Rey

Esta vez, parece no tener problemas con que toda la 28 de Julio (y, por lo tanto, el acceso principal al recinto) esté cerrada durante el evento gastronómico.

Dicho sea de paso, hay que sumarle a la lista la discrepancia que enfrenta al MALI con APEGA y la Municipalidad. Natalia Majluf, directora del museo, sostiene que obras para llevar a cabo Mistura no permitirán la reapertura del MALI, y dañarán un espacio que es de todos.

Mientras escribíamos este artículo, Patricia Juárez se presentaba ante la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso para explicar el tema de los corredores viales. Así es, una vez más, Castañeda desapareció y en su lugar asistió la alcadesa de facto. Justificó la ausencia del burgomaestre aduciendo que tenía un viaje programado a España, el cual fue aprobado ayer en el Concejo. Nuevamente hay que preguntarse, estando en “quiebra”, ¿esa es la prioridad?

Todo esto y más ha pasado en tan solo una semana (también volvieron a cambiarle el nombre a Vía Parque Rímac –a Línea Amarilla–, y hasta se copiaron nombre y fecha de un festival de rock, con un uso de fotos indebido, además). Y recién estamos marzo. Castañeda le está haciendo mucho daño a la ciudad, y no parece tener una verdadera fuerza que se le oponga. Tiene mayoría absoluta en el Concejo y salvo los regidores de Diálogo Vecinal, nadie le hace verdadera oposición. Además, los medios no parecen mostrar la misma inclemencia que sí tuvieron con Villarán desde su primer mes. Incluso ante la ciudadanía, la última encuesta presentada daba cuenta de un 71% de aprobación a su gestión.

Así las cosas, a Lima solo le queda esperar un milagro. Que tanta desfachatez termine de cansar a los medios (lo cual ya parece haber iniciado, si nos basamos en lo sucedido desde que estalló el tema de los murales), pero sobre todo, que los y las ciudadanas tomemos conciencia y elevemos nuestra voz de protesta. Las calles ya han demostrado ser un aliado importante para el clamor popular.

Anuncios

Un comentario en “#Destruyendo: Todo sobre los nuevos Bypass de Castañeda (y la semana más movida de la gestión)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s