La Manchita del Quijote: promoviendo arte y cultura en Puente Piedra

Estándar

Quijote para la Vida” es un proyecto social creado por Eddy Ramos, comunicador, y su esposa Lis Pérez, profesora. Su objetivo es fomentar la lectura en los niños y niñas del asentamiento humano Santa Rosa, en el distrito de Puente Piedra.

Centro Cultural Luis Berger

Para ello, Lis y Eddy inauguraron una biblioteca en la comunidad, e implementaron un programa cultural, cuyo eje principal es el fomento de la lectura, donde los niños y niñas del barrio aprovechan su tiempo libre para potenciar sus capacidades, mejorar su aprendizaje, y desarrollar nuevos valores.

Inspirados por los ideales del Ingenioso Hidalgo, la manchita del Quijote participa en actividades culturales a través del cine, la lectura y otras artes, con la finalidad de formar mejores ciudadanos y nuevos líderes que aporten al desarrollo de su comunidad.

Ha sido premiado por el proyecto Puntos de Cultura del Ministerio de Cultura y el programa Cultura Viva de la Municipalidad de Lima y el Festival de Cine Pachamama en Brasil, todos en el 2014. Recientemente, el proyecto ha sido seleccionado, junto a deportistas calificados del Perú, para participar de la XX Lectura Continuada de El Quijote, junto a artistas y escritores de todas partes del mundo, conectados por internet.

Conversamos con Eddy Ramos, fundador del proyecto y promotor de la Asociación Cultural, que inició en el 2007 con la inauguración de la Biblioteca Don Quijote y su Manchita.

Quijote para la vida

¿Cómo nace el proyecto Quijote para la Vida?

Es un proyecto que nace en las aulas del Instituto Bartolomé de las Casas, institución fundada por el padre Gustavo Gutiérrez. Nace como parte de un curso, gracias a una experiencia de un compañero en Carabayllo que tenía una biblioteca comunal. Fue a partir de eso que nosotros creamos la Biblioteca Comunal Don Quijote y su Manchita.

¿Qué fue lo que los motivó?

Fueron dos aspectos cruciales, dos problemas que identificamos: en primer lugar, el mal uso del tiempo libre de los niños y niñas del barrio; y en segundo lugar, el escaso apoyo de los colegios y sistema educativo a una visión de lectura desde los barrios, o sea la crisis educativa en la escuela pública.

En nuestra comunidad Santa Rosa de Puente Piedra, el 60% de estudiantes acuden a cuatro escuelas públicas, dos de ellas en nivel inicial y dos en niveles de primaria y secundaria.

Por tanto, sentimos las consecuencias de la educación peruana que lleva tres décadas de deterioro progresivo. El principal problema es la baja calidad de la enseñanza, pues las escuelas de nuestra comunidad no están consideradas entre las que llegan a tener más del 60% de niños y niñas que han logrado los aprendizajes fundamentales según las evaluaciones de la ECE (Evaluación Censal de Estudiantes del Ministerio de Educación).

El tiempo libre se ha convertido en la sociedad moderna en un verdadero dolor de cabeza para los padres y madres de familia, que tienen que enviar a sus hijos e hijas en el turno tarde a la escuela, porque en nuestra comunidad una escuela pública, Fe y Alegría N° 12, atiende a niñas y niños de Primaria de 1:00 pm a 6:00 pm. Entonces, los niños y niñas están acostumbrados a dormir hasta las 10:00 u 11:00 am porque sus padres no se encuentran en casa, toda vez que salen de la comunidad para trabajar.

De ahí la importancia de fomentar la lectura, pero también de incluir otras actividades culturales.

¿Cuál era la visión que tenían de lo que querían implementar?

Queremos que en el 2021, año del bicentenario, nuestros niños y niñas serán líderes, agentes culturales con capacidades para ejercer una ciudadanía democrática a través de las líneas estratégicas y que sean capaces de promover el cambio en su entorno a partir de las capacidades inculcadas.

Somos una asociación cultural sin fines de lucro que impulsa la construcción de Barrios Culturales a través del cine, lectura, otras artes y deporte en niños, niñas y jóvenes con la finalidad de ser mejores ciudadanos.

¿Por qué El Quijote?

Hemos logrado unificar actividades artísticas y culturales sobre la figura del Ingenioso Hidalgo Don Quijote, personaje mundial, que a pesar de haber pasado más de 400 años, aún nos da lecciones de vida, valores y enseñanzas, logrando colocar en el imaginario del barrio los sueños y utopías de El Quijote.

El Quijote es un hombre apasionado que lucha por un sueño, nuestro barrio empieza a soñar gracias al arte y la cultura. El Quijote lucha contra las injusticias y la inequidad, nuestro barrio busca ser solidario donde todos participemos.

El Quijote emprende un proyecto de recorrer el mundo, nosotros buscamos replicar que todos los barrios tengan un espacio público que permita integrar a las familias, reconocer nuestra historia y movilizar para defender nuestros derechos.

¿Qué cambios han visto en los niños y niñas que participan del proyecto?

Han mejorado en el hábito de lectura, leen de manera constante. Han adquirido actitud crítica por la dinámica de lectura que es diaria en la biblioteca.

Muchos niños y niñas tienen mejoras en sus aspectos académicos en el colegio, desarrollan actividades diversas de arte y cultura, fortaleciendo su desarrollo integral. Pero la lectura siempre es un eje transversal.

Tienen también una identidad, visión del barrio, de la historia de la comunidad. Se comunican mejor, se integran con otros niños, conversan con muchas personas que nos visitan.

¿Cómo ha sido la recepción de los padres, de la comunidad? ¿Hubo cierta desconfianza al principio o apoyaron desde el comienzo?

Sí, los padres son un motor importante, poco a poco se van involucrando. Se les nota muy responsables. Si los hijos participan, hay una influencia de los niños hacia los padres. Ahora buscamos crear el Patio de la Cultura, un espacio público donde la comunidad será vital.

Siempre hay desconfianza, pero ya nos hemos ganado la legitimidad, por salir en los medios, ver que sus hijos mejoran, el barrio tiene otra visión y nos ayuda.

En la presentación que hay en internet, haces mención a la alfabetización como un objetivo, pero lo enfocas no solo en un tema de leer y escribir, sino en todo un bagaje cultural…

Sobre todo en el cine, lo llamamos alfabetización audiovisual. Todos los viernes hay cine, los chicos conocen historias, conocen un nuevo lenguaje, el cine es una ventana al mundo, y sin duda ayuda para que luego lean. La lectura te jala a otras artes. Además, el cine les enseña a apreciar la belleza, actitud crítica, y a discutir sobre lo que ven.

La alianza con el Grupo Chaski ha sido muy importante, en ese sentido…

Así es, con Chaski para el cine, con la Brigada Muralista para los murales, con grupos culturales, voluntariado universitario, Ministerio de Cultura, etc.

¿Han replicado o tienen pensado este proyecto en otros barrios, en otras zonas?

Sí, tenemos dos réplicas, una en Carabayllo y otra en Ñaña, Chosica. La réplica va fundamentalmente en la lectura, la metodología.

¿Qué otros planes tienen para seguir creciendo?

Más réplicas en las regiones y barrios. También lanzaremos nuestra página web. Y en octubre vamos a celebrar el Festival Internacional Quijote Perú…

¿Organizado por ustedes? ¿En qué consiste?

Es un reto mayor: institucionalizar el Festival Internacional Quijote Perú con el fin de impulsar una industria local productiva en el Barrio Quijote, sobre la imagen e ideal del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Nuestros objetivos específicos son promover el ideal del Quijote en el contexto peruano latinoamericano; impulsar la integración de artistas a nivel nacional y latinoamericano; movilizar a los barrios de Lima Norte, tomando conciencia sobre la lectura y la construcción de ciudadanía sobre los valores de El Quijote; generar una industria local productiva en el Barrio Quijote.

La última, algo que me causó mucha curiosidad. Leí en una entrevista anterior que hiciste que el local donde está la biblioteca iba a ser su casa, ¿es cierto? ¿Cómo así se animaron a desprenderse de su vivienda en favor de la comunidad?

Sí, es cierto. Tenemos dos hijos pequeños, Cielo de 9 años y Luís Andrés de 7, ambos se nutren de todo. Creemos que ellos y sus amigos y el barrio tienen que tener esa oportunidad de crecer y desarrollarse como comunidad, y nosotros felices de poner nuestro granito de arena.

Anuncios